viernes, 20 de noviembre de 2015

VOTEMOS EN BLANCO, CONTRA EL AJUSTE Y POR LA UNIDAD E INDEPENDENCIA DE LOS TRABAJADORES




El balotaje ha desatado una gran deliberación política entre los trabajadores.  

El derrumbe del oficialismo abre la posibilidad de que el derechista Macri alcance la presidencia. El kirchnerismo, por un lado, convoca a votar por Scioli, incluso “con la nariz tapada”. Los opositores, a su turno, nos convocan a votarlos conta la corrupción y la prepotencia de un aparato en descomposición.

En el subte los K están representados por la agrupación Rojo y Negra, mayoría de la dirección de AGTSyP. Un miembro de la Directiva ha declarado “Los metrodelegados apoyan el proyecto nacional” (a Scioli), sin que se conozca de donde obtuvo el mandato para comprometer al cuerpo de delegados  en una postura que en todo caso requeriría de un debate colectivo.

Pero en este caso, no hay un mal menor ni un mal mayor. El ajuste y la corrupción están en las dos candidaturas. En materia de intereses sociales, Macri y Scioli están del mismo lado del mostrador. Devaluación para salvar a los monopolios exportadores a costa de la caída del salario; tarifazo para favorecer a las privatizadas;  arreglos con los usureros internacionales para endeudar todavía más al país es el programa común de ambos bandos.

De un lado Berni, Aníbal Fernandez y la Bonaerense. Del otro la Metropolitana; Montenegro; Fino Palacios.

No hay un choque de principios, por parcial y restringido que sea, entre Scioli y Macri. Son variantes de un mismo polo, el de la clase capitalista. La eventualidad de un gobierno “derechista” es la consecuencia de 12 años de gobierno kirchnerista, que culmina con jubilados que ganan $ 4300 y la mitad de los asalariados en blanco por debajo de $ 6000 y con una catástrofe energética y del transporte.

 Hay votantes trabajadores, claro, de ambos lados de este “River – Boca” con el que nos quieren extorsionar. Nuestro llamado a votar en blanco como Agrupación Naranja, junto al Frente de Izquierda es parte de la lucha contra  la tentativa de dividir a la clase obrera y a la juventud detrás de dos variantes que proponen políticas patronales y anti-obreras.  Y hacer prevalecer la independencia política y la unidad de los trabajadores. 

Ni Scioli, ni Macri. Cada voto en blanco que logremos, servirá para preparar la lucha contra los ajustadores y por todas las reivindicaciones. El 22 de noviembre votemos en Blanco.

LA NARANJA DEL SUBTE (ATM + INDEPENDIENTES)

lunes, 9 de noviembre de 2015

CHARLAS-DEBATE: "SCIOLI O MACRI? EL VOTO EN BLANCO SIRVE?"

CHARLAS-DEBATE: 

 "SCIOLI O MACRI? EL VOTO EN BLANCO SIRVE?"


MIÉRCOLES 11 12hs CON GABRIEL SOLANO
MIÉRCOLES 11  18hs CON MARCELO RAMAL 

martes, 3 de noviembre de 2015

Personería gremial


¿PARA LA CONCILIACION O PARA LA LUCHA?



El anuncio de la realización de la compulsa por la personería gremial en el subte abre una lógica expectativa en los compañeros que, en su gran mayoría, ven como un acto de justicia que se reconozca a la AGTSyP como la representación genuina de los trabajadores del subte. La personería que hoy día, luego de 7 años de trámites, sigue DETENTANDO la UTA, habilitaría al sindicato para discutir y firmar convenios o para actuar como interlocutor legal por la parte obrera en todos los conflictos y gestiones.
 
Pero no puede terminar allí el tratamiento del punto. La legitimación de la AGTSyP nunca dependió meramente de un acto administrativo, eternamente bicicleteado, sino de la relación de fuerzas con la UTA y el gobierno de turno, que por medio de una alianza política, han trabajado siempre para bloquear el accionar de la AGTSyP como factor permanente de provocación; no sólo en el terreno legal; mediante la división de los trabajadores, el sabotaje de las luchas, la corrupción económica (subsidios millonarios a la UTA),la acción de patotas contra los conflictos y los activistas, la incorporación a planta y los ascensos de ELEMENTOS ADICTOS, por encima de los compañeros que debían ingresar o ascender. El gobierno kirchnerista y su ministro Tomada mantuvieron a muerte todo este aparato antiobrero en el subte para desmoralizar y dividir a uno de los sectores más combativos del movimiento obrero argentino. Un gobierno que se apoya en mafias sindicales como los Fernández; los Martinez de UOCRA; el caballo Suarez o el criminal Pedraza.
 
Es nuestra opinión que esta relación de fuerzas y a su término, el desplazamiento definitivo de la burocracia de la UTA del subte, no se resuelve en un mero trámite administrativo sino elevando a la AGTSyP como organización clasista y combativa, totalmente independiente del estado y sus partidos y de las burocracias sindicales de todos los colores. Esto es lo que sucedía con el histórico cuerpo de delegados, que no necesitó personería–incluso integraba la UTA–para librar las luchas fundamentales que nos dieron las conquistas que hoy tenemos. Esto es lo que renace hoy día, cuando el cuerpo de delegados o una línea toman el camino de la acción directa antipatronal. Y es lo que no sucede en todo lo que dependa de una conducción kirchnerista que subordinó el sindicato a los intereses del gobierno patronal y la burocracia adicta de la CTA, cooptada por el poder de turno y que fue a la rastra del ministerio de trabajo y de la UTA, firmando los convenios previamente cerrados por ella; relegando los reclamos y apagando los conflictos que delegados y activistas llevaban adelante. Incluso negociando a su turno con el macrismo (Ley 4472)y dando la espalda a la persecución judicial de los luchadores. Como se ha demostrado hasta el hartazgo, organizaciones  sin personería o que revistan en gremios burocráticos, pueden librar luchas heroicas. Y las que la tienen, como todos los sindicatos burocratizados, pueden ser una lápida sobre el movimiento obrero.

El propio trámite administrativo - legal no está agotado. Puede haber nuevas trabas y chicanas por parte de Fernández para estirar el proceso. También es turbio el panorama político, en plena transición del poder, con un gobierno en retirada, que viene de ser garroteado en las urnas. Tanto Scioli como Macri se han comprometido a mantener el modelo sindical del unicato y los compromisos con las cúpulas corruptas ¿será que Tomada va a tirar la chancleta antes de dejar el despacho? ¿Es lo que un eventual gobierno de Scioli querría? que Tomada le pegue un portazo a Fernandez?

Como conclusión: la conquista de la personería se dirime en un terreno de relación de fuerzas y contradicciones políticas y no se ve ninguna campaña activa de la directiva de AGTSyP para volcar de una vez por todas, la balanza. Y hacia el futuro, poco agregaría la personería si se la coloca al servicio del compromiso con el gobierno de turno o la patronal y no de una agenda de lucha del sindicato: por la defensa de los puestos de trabajo, terminando con los planes macristas de flexibilización laboral y todo el trabajo tercerizado; para terminar con la ofensiva represiva patronal; por un planteo salarial que permita la recuperación del poder de compra perdido, se elimine el impuesto al salario y salga al paso del ajuste que nos amenaza; por el 82% móvil y la jubilación a los 55 años.