miércoles, 18 de diciembre de 2013

19 DE DICIEMBRE JORNADA NACIONAL DE LUCHA

16 HS – CONGRESO, MARCHAMOS  A PLAZA DE MAYO
 
Acto de cierre 17 hs


A 12 años de la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre de 2001, que marcó una etapa en la lucha de los trabajadores por la emancipación, recordamos a los compañeros asesinados en dicha gesta marchando del Congreso a Plaza de Mayo por las siguientes reivindicaciones:

  • $ 8000 de salario mínimo, vital y móvil para todos los trabajadores
  • 82% móvil para los jubilados
  • Doble aguinaldo para activos y jubilados y para el plan “Argentina Trabaja”
  • Reapertura inmediata de paritarias y bono de fin de año
  • Vigencia del convenio principal y pase a planta de mercerizados y precarios
  • El salario no es ganancia. Abolición del Impuesto al Salario
  • Ningún despido ni suspensión – Estabilidad laboral
  • Universalización de las asignaciones familiares. No a los topes. Duplicación del monto de las  Asignaciones Familiares  y Asignación Universal por Hijo Absolución de los presos de Las Heras. Desprocesamiento de todos los luchadores

  
La inflación, que supera el 30%, está pulverizando los ingresos de millones de trabajadores y jubilados. Los acuerdos de los gobiernos provinciales  que elevan los básicos de la policía entre los  8 y hasta 10 mil pesos a las fuerzas represivas, causan conmoción entre todos los trabajadores, con las mismas necesidades, a menudo, reprimidos por esas fuerzas policiales. Esto, cuando el gobierno niega bonificación alguna de fin de año y pretende topes del 20% en paritarias que significarán una desvalorización histórica del ingreso popular , en medio de un curso devaluatorio de la moneda, de aumentos de tarifas e impuestos, enormes aumentos de combustible y fracaso total de toda contención de precios. Se prioriza un nuevo ciclo de endeudamiento y entrega de recursos estratégicos a cambio de ajuste. Una vez más, se descarga de manera brutal la crisis sobre las espaldas de los trabajadores.

Repudiamos el uso de la gendarmería para el control social, como toda represión a las luchas obreras y populares, repudiamos cualquier curso represivo pos parte del poder político.

Por todo ello, convocamos a todo el  movimiento obrero a partir de asambleas en los lugares de trabajo para defender nuestro salario y puestos de trabajo y en ese camino a ganar las calles el 19 de diciembre por las reivindicaciones planteadas.


CENTRAL DE TRABAJADORES ARGENTINOS
COORDINADORA SINDICAL CLASISTA-Partido Obrero
MULTISECTORIAL ( MST-CCC-FNC-FUA-FUBA- PUEBLOS ORIGINARIOS EN LUCHA)

martes, 17 de diciembre de 2013

POR LO NUESTRO

8.000 PESOS DE MÍNIMO, VITAL Y MÓVIL. REAPERTURA INMEDIATA DE LAS PARITARIAS. NINGUN DESPIDO NI SUSPENSIÓN




La inflación galopante hizo crisis por medio de los motines policiales.
Los aumentos otorgados a quienes son los encargados de reprimir las luchas populares llegan hasta el 100 por ciento y elevan sus básicos al nivel de la canasta familiar. En contraste con esto millones de trabajadores no superan la mitad de esa cifra.

La campaña oficial por imponer topes del 20 por ciento a las paritarias (que incluyó el rechazo a los adicionales de fin de año) cuando la inflación orilla el 35 por ciento, ha sufrido un golpe demoledor.  

El movimiento obrero empieza a ganar las calles con un reclamo sencillo: 8.000 pesos de salario mínimo para todos. Ya han estallado huelgas y movilizaciones en Córdoba, en Chaco, en Entre ríos y en Catamarca. Esta semana paran los médicos de todo el país; los docentes y estatales confluyen en acciones comunes en varios lugares como ocurrió con el enorme paro provincial de Neuquén.  

El gremio aceitero, en la primera paritaria del año, exigirá 9.500 pesos de básico. Y en numerosos lugares de trabajo se están negociando sumas compensatorias  directamente con las empresas.
Este escenario de luchas y reclamos crecientes contrasta con la completa parálisis tanto de Caló como de Moyano. Este último negocia un adicional para su gremio, pero se niega expresamente a movilizar al movimiento obrero en su conjunto.

Queda demostrado también el acierto de la multitudinaria marcha realizada a instancias del Plenario del Sutna el 29 de noviembre, que fue encabezada por el reclamo de un doble aguinaldo y la reapertura de las paritarias.

La alternativa no es este 19  y 20 de diciembre, saqueos o cepo salarial, el movimiento obrero tiene que salir a quebrar el ajuste en marcha.

Mientras el gobierno y la “opo”, firmantes de actas “democráticas” contra la “desestabilización”, se llenan la boca, a la extorsión policial se la ha premiado con aumentos que se le niegan al conjunto de los trabajadores.

Un programa de salida de los trabajadores

Contra la devaluación en marcha y los tarifazos, contra cualquier pretensión de imponer paritarias por debajo de la inflación, por salarios que cubran el costo de la canasta familiar, el movimiento obrero debe intervenir decididamente y con un programa que lo unifique, superando las divisiones impuestas por la burocracia sindical.

La Coordinadora Sindical Clasista (PO) en conjunto con la CTA-Michelli convoca a todos los trabajadores y el pueblo en general a ocupar masivamente las calles el próximo 19 de diciembre, a trece años de la gesta del argentinazo.

Vamos por:
  • 8.000 pesos de salario mínimo, vital y móvil para todos los trabajadores
  • 82% móvil para los jubilados
  • Doble aguinaldo para activos, jubilados (incluyendo a los trabajadores el Argentina Trabaja).
  • Reapertura inmediata de paritarias y bono de fin de año
  • Vigencia del convenio principal y pase a planta de tercerizados y precarios
  • El salario no es ganancia. Abolición del impuesto al salario
  • Ningún despido ni suspensión. Estabilidad laboral
  • Universalización de las asignaciones familiares. No a los topes. Duplicación del monto de AF y AUH
  • Absolución de los presos de Las Heras. Desprocesamiento de todos los luchadores. Fuera Milani.




martes, 10 de diciembre de 2013

No al estado de sitio


Los acuartelamientos policiales que están en desarrollo en la mayoría de las Provincias son una expresión aguda de la descomposición política, económica y social del régimen social y político vigente.

La aceleración de la inflación, que supera ya el 30% anual, ha derrumbado el magro nivel de millones de trabajadores, la mitad de los cuales está en negro, precarizado o desocupado, o sea que el 80% de ellos no supera un ingreso mensual de cuatro mil pesos. 

Es natural entonces que los acuerdos firmados por diversos gobiernos de provincia con sus fuerzas policiales, que establecen un básico de ocho mil y hasta diez mil pesos, haya producido una enorme conmoción laboral y social. 

Esto, en especial, cuando el gobierno pretende establecer un “ancla de inflación” con previsiones de aumentos de salarios del orden del 18 al 20 por ciento, por un lado, y un feroz endeudamiento con el exterior ajustado a la desvalorización del peso, por el otro. Con un castigo para el trabajo y un premio para el capital. 

Ante esta situación, reclamamos el establecimiento inmediato de un salario mínimo y móvil de 8.000 pesos para todos los trabajadores sin distinción y del 82% móvil para todos los jubilados. Mientras el endeudamiento feroz de los últimos meses dolariza la economía y valoriza de este modo al capital financiero, los salarios sufren un colosal pesificación de una moneda que pierde poder adquisitivo. En resumen, estamos frente a una descarga fenomenal de la crisis sobre las espaldas de los trabajadores. 

La crisis policial no solamente ha perforado los planes de ajuste que de nuevo intenta aplicar el gobierno, sino que ha expuesto una crisis política sin precedentes. En apenas dos semanas, la delegación del gobierno en el jefe de gabinete se ha hundido sin remedio, sin que se avizore la posibilidad de que la mandataria procure ocupar de nuevo el centro de la decisión y la gestión política. Advertimos contra la tentativa, ya usada por Alfonsín y De la Rúa, de recurrir a la declaración del estado de sitio, para conjurar la fragmentación política del Estado. El Ejecutivo pasaría a gobernar con la Gendarmería e incluso con el ejército, que obtendría un retorno impensado al protagonismo político. Rechazamos, más que nunca, el ascenso de Milani y su designación como jefe d! el ejército. 

Los sindicatos y las centrales obreras tienen en este momento una responsabilidad enorme, por eso las burocracias sindicales se han llamado al inmovilismo. El movimiento obrero debe intervenir con toda energía por sus reivindicaciones, por un lado, y contra toda deriva de estado de sitio, por el otro, porque es el único en condiciones de dar una salida progresista y popular a la crisis económica y política. 

Macristas y Kirchneristas: unidos en un fraude contra el pueblo

COMUNICADO DE LA AGRUPACIÓN TRABAJADORES DE METROVIAS


En menos de 15 minutos las bancadas del Pro y del Kirchnerismo aprobaron un perdón de 2000 millones de pesos de impuestos adeudados por Cristóbal López, “el zar del juego”, por la  concesión de las tragamonedas del hipódromo de Palermo y de los casinos flotantes de Puerto Madero. No sólo eso, le perdonan no sólo el pago de esos retroactivos multimillonarios sino los impuestos que debería pagar hasta 2032, el año hasta el que Néstor Kirchner le extendió la concesión.

Para el que dudara del pacto  de Macri y el Kirchnerismo, aquí aparece claro lo que los une. Aumentos del subte, del Abl, de peajes y tarifas, sobre el bolsillo del pueblo. Ni aumento de fin de año, ni extra para jubilados, ni exensión de impuesto a la ganancia sobre el aguinaldo ¡Nada! Para un millonario explotador de timbas y casinos, un regalo de navidad, extendido a 20 años ! Que clarito queda ahora el significado de “Macri hacete cargo” (del tarifazo y del resto vamo y vamo)

La AGTSyP debe repudiar este pacto M – K contra el pueblo, reclamar un pago extra de fin de año de 3000 pesos y la reapertura ya de la paritaria. Pretenden imponer un techo de 20% para los aumentos salariales, mientras la inflación ya se calcula en más de 40%, ya se comió los anteriores aumentos y a la policía le están concediendo aumentos de 100% , para que reprima a los trabajadores que reclaman un salario digno.


martes, 12 de noviembre de 2013

ENTRE EL TARIFAZO Y UN NUEVO PARO

HAY QUE PARARLE LA MANO A MACRI


La situación del subte se agrava día a día, tanto para los pasajeros que sufren la mala calidad del servicio como para los trabajadores. Con más trabajo y pérdida de conquistas, se pretende que éstos rescaten las graves falencias estructurales y operativas del subte.

Con la suspensión de la medida cautelar que impedía aumentar el pasaje, se ha puesto en marcha un tarifazo del 40% -de 2,50 actual a 3,50 pesos. Esto, sin que se haya dado a conocer la estructura de costos, y mucho menos una auditoría independiente de trabajadores y usuarios. Las recientes denuncias del sindicato AGTSyP sobre las condiciones de seguridad de las formaciones son graves: coches Siemens del año 1934 son incorporados a la Línea A con fallas en la suspensión. Lo mismo con los coches CAF incorporados a la Línea B, con fallas en el sistema de alarmas y puertas, derivados del rescate de este material que en España estaba arrumbado como chatarra. Este servicio en ruinas no justifica ningún aumento.

Fuera de estas gravísimas falencias, el macrismo, urgido para inaugurar estaciones, presiona para mantener la frecuencia del tráfico sin el personal y la cantidad de formaciones necesarios. Exige más vueltas a los mismos conductores y guardas, afectando el tiempo de los descansos. La resistencia de los trabajadores a conducir fatigados es sancionada con suspensiones, lo que empujó al paro en la Línea A durante el pasado fin de semana.

Como se ve, estamos en presencia de un conflicto de fondo. El gobierno PRO está tirando de la cuerda más allá de los límites. Para desligarse de sus responsabilidades, monta una campaña sistemática culpando a los trabajadores y a su sindicato de las irregularidades del servicio. Ha llegado al punto de provocar escenas de agresión física de pasajeros a trabajadores, convenientemente acicateadas por agitadores pagos del macrismo en las estaciones. Es un cuadro que requiere una respuesta gremial de conjunto: los problemas de tráfico o de los talleres de mantenimiento abarcan al conjunto del servicio, trabajadores y pasajeros. 

La Agrupación Trabajadores de Metrovías ha propuesto, por medio de sus delegados, organizar un plan de lucha de medidas escalonadas, hasta que el gobierno se avenga a reunirse con la AGTSyP en una paritaria que trate cuestiones básicas: el nombramiento del personal necesario, el mantenimiento y las condiciones de seguridad con las inversiones que correspondan, frenar la flexibilización y los atropellos al personal. En lugar de dar esta batalla, la directiva de la AGTSyP, que responde al gobierno kirchnerista, mantiene una política distraccionista. Ha propuesto convocar una “multisectorial” para realizar tareas de propaganda con estudiantes y organizaciones sociales y evitar los paros, con el argumento de eludir los roces con los usuarios. Pero esas medidas de difusión serán inconducentes si no se apoyan en un plan de acción y movilización de los trabajadores.

El macrismo pretende ofrendarle al gran capital un golpe decisivo a la vanguardia de lucha de los “metrodelegados”. Los delegados clasistas y el mejor activismo tienen que tomar la iniciativa para pararle la mano a Macri.

Extraído de Prensa Obrera Nº1292
Sergio Villamil

jueves, 7 de noviembre de 2013

NO AL TARIFAZO EN EL SUBTE

Comunicado de Agrupación Trabajadores de Metrovías (ATM)


El aumento del 40% del pasaje del subte es una arbitrariedad, ya que no se basa en ningún estudio de costos comprobable por la opinión independiente de trabajadores y usuarios. De un estudio realizado por la Auditoria General de la Ciudad de Buenos Aíres, surge que SBASE (Macri) ha aumentado artificialmente los costos operativos para definir una “tarifa técnica” de $ 7,47 al “incluir costos que no están previstos por la Ley 4472”. Lo que "podría derivar en que el gobierno porteño subsidie gastos de mantenimiento y depreciación del material rodante e infraestructura y que Metrovías termine aplicando esos montos a la operatividad del servicio” 

Es evidente que se intenta descargar sobre los usuarios los platos rotos resultado de años de ausencia de inversiones y de desvío de los subsidios (fondos públicos) por parte de la gerenciadora Roggi - Metrovías. La tarifa “social” de la que se habla, afectará a menos del 10% de los pasajeros, por lo que se trata de la punta de lanza de un “tarifazo” que a la brevedad se aplicará a todo el trasporte.

Nos oponemos al aumento del pasaje por arbitrario y antipopular y exigimos una auditoría independiente de trabajadores y usuarios para determinar el verdadero movimiento de ingresos y egresos. La concesión a Roggio debe anularse, investigar sus cuentas y resarcir con la incautación de su patrimonio los desfalcos realizados y su responsabilidad sobre la deficiencia e inseguridad en el servicio prestado

Por ATM
Christian Paletti 1562079415
Carlos Taborda 1531851740
David Carballo 1544458661
(delegados AGTSyP)

EL TARIFAZO

La Justicia porteña habilitó a Macri a un aumento del 40% en la tarifa del subte. Ese incremento consuma el pacto entre Macri y el gobierno nacional, en ocasión de transferirle los subtes, que otorgaba ‘facultades ilimitadas’ al gobierno PRO para financiar la concesión. El aumento del subte apresura un boletazo general en el transporte. El jefe de gabinete, Abal Medina, anticipó ‘una revisión de tarifas (…) necesaria’. Claro, el presupuesto 2014 prevé una reducción del 29% en la participación de los subsidios a los servicios públicos en los gastos totales.

Durante una década, los K pusieron todos los recursos del Estado para socorrer a los privatizadores. Ahora que esa caja se ha fundido, quieren prolongar el rescate con un tarifazo.

Buitres

Pero el tarifazo es solamente un aspecto del ‘ajuste’ en ciernes. Lorenzino-Boudou han habilitado a una negociación que reúne a todos los fondos buitre -los que entraron en los canjes de deuda de 2005 y 2010, y aquéllos que no aceptaron reducir el valor de sus títulos. El resultado será nuevos pagos por deuda externa y un mayor endeudamiento en los mercados internacionales. Está claro que la garantía que el gobierno ofrece a la nueva deuda es la dolarización de las tarifas, como ya ha comenzado con los combustibles. Otra garantía que se exige es “cerrar un acuerdo con el Club de París” (Clarín, 3/11), al cual se deben unos 10 ó 15 mil millones de dólares.

No tan fina

¿Será este otro intento de ‘sintonía fina’? El gobierno aceleró la devaluación del peso, para sustituir una devaluación brusca. Pero la suma de ‘sintonías finas’ es lo mismo que una sintonía gruesa. A esto se agrega una caída en el valor de las exportaciones y el superávit comercial, y una imparable caída de las reservas. No es casual que el Banco Central haya pedido préstamos al Banco de Basilea y al de Francia. Se observa también, en el plano internacional, la proliferación de préstamos recíprocos entre bancos centrales, por el temor a una ‘corrida’ contra determinadas monedas nacionales -de las que no habría que excluir, en ciertas condiciones, al mismo dólar.

El ajuste estará en manos de un gobierno que acaba de sufrir una fuerte derrota electoral y que muestra signos visibles de mayores divisiones. La conquista de un mandato popular por parte del Frente de Izquierda, introduce en esta crisis una novedad profunda, porque amplía su campo de actuación en las luchas obreras que el tarifazo no dejará de generar. Es oportuno recordar ahora que, con la excepción de Macri, de un lado, y del Frente de Izquierda, del otro, todos los partidos y coaliciones restantes coincidieron (en especial, Pino y Lozano) en el planteo de una ‘política de ingresos’, que es la expresión que se usa para poner tope o congelar los aumentos de salarios, con la promesa de hacer lo mismo con los precios. Semejante tentativa de ‘sintonía fina’ equivale a un perro que se muerde la cola y enloquece girando en círculo.

La batalla de la etapa próxima es forjar una mayor unidad entre la izquierda revolucionaria y la vanguardia del movimiento obrero.

Rechacemos los tarifazos nacionales y locales: que se abran los libros de las empresas, por paritarias formadas con representantes electos, salario mínimo igual a la canasta familiar -hoy en 9.000 pesos- que se ajuste en forma automática a la inflación.

Nota extraída de Prensa Obrera N°1292
Marcelo Ramal

martes, 5 de noviembre de 2013

ALMUERZO Y DEBATE CON MARCELO RAMAL

SÁBADO 13HS Bme. Mitre 2162

¡Los trabajadores del Subte festejamos el ingreso a la Legislatura y al Congreso Nacional de los candidatos del Frente de Izquierda!


jueves, 31 de octubre de 2013

Hace falta una lucha en serio de toda la AGTSyP



Un reciente plenario de delegados del subte trató como tema central la ofensiva macrista y cómo enfrentarla. Macri “se hizo cargo del subte”, que le entregó Cristina, con la decisión de derrotar a la organización de lucha de sus trabajadores. Este objetivo apunta más lejos que al subte mismo, y tiene sus antecedentes en los golpes macristas a los docentes y los estatales de la Ciudad. Un quiebre de los luchadores del subte tendría como consecuencia un debilitamiento de la resistencia de la clase obrera a los proyectos privatistas del gobierno del PRO y una promoción del ingeniero como candidato garante del gran capital. Es con esa perspectiva que el gobierno puso en marcha un plan de guerra contra los trabajadores subterráneos. La arremetida contra conquistas obreras, por medio de cambios de turnos, tercerización de tareas, acortamiento de descansos y aumentos de la jornada e intensidad del trabajo, se acompaña de ataques directos a la organización gremial y al cuerpo de delegados. Entre ellos, una campaña perversa responsabilizando a los trabajadores de las falencias del servicio, causadas por falta de mantenimiento y ausencia de inversiones. Esto, con la finalidad de volcar a los pasajeros contra el personal, sin excluir la violencia física contra conductores, guardas y boleteros. Agentes pagos soliviantan a los usuarios o reparten volantes insultantes contra delegados y directivos de la AGTSyP. Una supuesta “encuesta” al pasajero, promueve, en estos días, el repudio público a los “metrodelegados” y busca el apoyo de los usuarios a sanciones del gobierno ante medidas gremiales, incluyendo despidos.

Despidos

Es más que una amenaza porque han comenzado a producirse despidos, como en el caso de un par de ingresantes que se afiliaron a la AGTSyP, colocando en la agenda el recurso al despido-castigo, un tema erradicado del subte desde hace quince años.

En el plenario, la conducción del sindicato y un sector de los delegados, expuso la teoría de que en el subte ya no se pueden hacer paros por el grado de enfrentamiento con los pasajeros y los ataques de los medios. A partir de allí, la orientación de limitar la reacción obrera a volanteos, apertura de molinetes y apoyo de otros sectores, como estudiantes y organizaciones sociales. Incluso algunas intervenciones intentaron demostrar la imposibilidad de defender a estos despedidos, porque estaban en período de prueba y por lo tanto eran despidos “legales”; algo totalmente extraño a la tradición del subte. Estamos, entonces, ante todo un planteo distraccionista, que pretende sustituir la herramienta obrera histórica de la acción directa por medidas marquetineras y “multisectoriales”. Por supuesto cualquier medida de agitación puede servir para calentar motores como previa a un plan de lucha que debe contemplar, siempre, el desenlace de la huelga. Pero por si solas -y en contra de la huelga- son un desvío inconducente, como lo demostró la apertura de molinetes con multisectorial, en oportunidad del primer aumento macrista del pasaje, que terminó en puro humo. Esta misma conducta fue la que adoptó la dirección kirchnerista del sindicato frente a la crisis en la Línea B, encargándose de dejar aislada la lucha que libraban sus trabajadores frente a la ofensiva macrista. Otro tanto ocurrió con otros conflictos como los del Taller San José, la Línea H o de los boleteros. Por eso es criminal que algún par de delegados que se reivindican clasistas y de izquierda, hayan hecho suya la posición de la directiva contraria a la huelga, cuando lo que corresponde es denunciar la agachada de ésta frente al macrismo y reclamar un plan de lucha de todo el sindicato.

La Agrupación Trabajadores de Metrovías ha propuesto una gran campaña pública de denuncia de la ofensiva macrista, incluyendo una marcha al Ministerio de Trabajo y a la Gobernación porteña, para preparar un plan de acción huelguístico. Y que el reclamo central sea la apertura de una paritaria de Metrovías y Subterráneos de Buenos Aires con la AGTSyP para resolver reclamos urgentes en materia de reincorporación de los despedidos, mantenimiento, incorporación del personal necesario por bolsa de trabajo, respeto de turnos y condiciones de trabajo.

Extraído de Prensa Obrera Nº1290 
Jueves 17 de Octubre 
Sergio Villamil

LEY DE MEDIOS

Comunicado del Partido Obrero


Publicado el 31 de Octubre del 2013

La declaración de constitucionalidad de la ley de medios, por parte de la Corte de Suprema, se distingue solamente por su demora, ya que un fallo en sentido contrario habría implicado la posibilidad de un conflicto de poderes y de un golpe de Estado judicial. El llamado ‘control de constitucionalidad’ de las decisiones parlamentarias, por parte de una institución no electa y para colmo vitalicia, constituye una aberración en un régimen político que se presume democrático. El rol que la Constitución Nacional reserva al Poder Judicial y a la Corte en la determinación de las leyes, constituye un agravio a la soberanía del pueblo. La vigencia de un régimen realmente democrático implicaría que la sanción de las leyes y el con! trol de su constitucionalidad estén a cargo de un parlamento y de una Justicia electos y revocables. La propuesta del doctor Zaffaroni - una Corte Constitucional especial, no electa ni revocable, convertiría, todavía más, a la representación del pueblo en una hoja de parra.

El fallo de la Corte, por otra parte, no pone un punto final al litigio con el grupo Clarín y mucho menos consagra la libertad de expresión. Ya se anuncian recursos judiciales con la finalidad de bloquear la aplicación de oficio de la ley, a cargo de Afcsa. Nada menos que Zaffaroni, de nuevo, se ha apresurado a declarar que los tiempos y modalidades de la desinversión del grupo Clarín, es materia judiciable e incluso podría requerir un período de dos años. Viniendo de un hombre del oficialismo, no es poca cosa.

Esta judicialización continua de la ley de medios viene acompañada de una acentuación de las intrigas y conspiraciones que han caracterizado a todo este proceso. El accionista minoritario de Clarín - el fondo, Fintech Advisory -, con una fuerte posición en la deuda de Argentina y asociado a las negociaciones, avaladas por el gobierno, con los fondos buitres por la deuda en litigio, forma parte de estas intrigas. Martín Sabatella, el titular del Afcsa, anunció hace un tiempo que Fintech podría convertirse en un licenciatario de medios de comunicación, a pesar de que lo prohíbe la ley, en virtud del tratado de reciprocidad de inversiones con Estados Unidos. El mismo pretexto podría habilitar el ingreso al sistema de ‘triple play’ (televisión-telefonía- internet) a las telefónicas internacionales, algo prohibido por la ley de medios. La Presidenta apoyó este ingreso en ocasión de la sanción de la ley.

El fallo de la Corte no resuelve las pendencias establecidas ni zanja la desmonopolización o desconcentración de los medios. En lo que hace al monopolio que ejerce el Estado, por distintos medios, desde la manipulación de la publicidad oficial hasta los favores a capitales amigos, la Corte se limita a hacer “recomendaciones” que no tienen alcance legal, pero que servirán como argumento o pretexto para alimentar nuevas pendencias. Este panorama desmiente que se haya avanzado en el desarrollo de la libertad de expresión – ocurre más bien lo contrario. El fallo ofrece como alternativa a los perjuicios económicos que ocasionaría la desinversión al grupo Clarín, el recurso a los despidos y rebajas de salarios, así como a aumentos de tarifas. Esta conducta no sorprende: la semana anterior a este fallo, la Corte declaró inconstitucional la cesión a los trabajadores de las empresas recuperadas (caso Impa). Alegó en este caso la ausencia de “utilidad pública” en los casos de expropiación de empresas vaciadas por sus dueños. Clarín y compañía podrían usar el mismo argumento para frenar las expropiaciones en su perjuicio que proyecta Afcsa.

El fallo de la Corte adolece de una contradicción insoluble cuando intenta conciliar el derecho de propiedad y la libertad de expresión. Declara a ésta superior al primero, para establecer enseguida que esa libertad no puede ser un pretexto para afectar a los patrimonios involucrados. Es claro, de todos modos, que el derecho de propiedad reserva la capacidad de expresión a través de los medios, a un grupo social reducido de intereses económicos. Solamente la socialización de la gestión de los medios, a cargo de las organizaciones populares de la sociedad (con respeto por la diversidad ideológica de las fuerzas que actúan en el seno de ellas) podría superar lo que es una contradicción en términos.

El fallo de la Corte se produce cuando el gobierno kirchnerista ha perdido gran parte de su capacidad política y cuando un sector considerable de la burguesía le ha puesto, provisionalmente, fecha de vencimiento. La cuestión de la desinversión de Clarín se suma a los litigios con Repsol, los sucesores de Marsans y los fondos buitres, en momentos en que el gobierno busca complacer a las privatizadas (en el Ciadi), al Banco Mundial, a Chevron y a los mismos fondos buitres. La Corte se pronuncia cuando el sujeto que debe aplicarla esta mortalmente herido, políticamente. La crisis por la cuestión de los medios no ha salido de la agenda política sino todo lo contrario; el gobierno mismo es uno de los principales abusadores del monopolio mediático. La crisis en este campo se su! ma a todos los factores de crisis que integran la transición política en desarrollo.

Llamamos al movimiento obrero y a las organizaciones populares a defender a los trabajadores de prensa que ven amenazadas sus fuentes de trabajo por esta crisis y a oponer a la confrontación entre los intereses capitalistas en presencia, un proyecto de libertad de expresión del movimiento obrero. Las comisiones internas, los cuerpos de delegados y las asambleas de empresa deben tener el derecho a controlar el ejercicio de la comunicación mediática, denunciar su parcialidad social y política, reclamar el espacio de expresión para el movimiento obrero y para todas las manifestaciones del pensamiento y la opinión de los sectores populares despojados de medios y capacidad propia de expresión y de derecho a la palabra.

Jorge Altamira, Néstor Pitrola
30 de octubre de 2013


miércoles, 9 de octubre de 2013

¡Vamos con el Frente de Izquierda al Congreso y a la Legislatura!


A LOS TRABAJADORES DEL SUBTE

Faltan poco menos de tres semanas para las elecciones a senadores, diputados y legisladores en CABA y en la provincia de Buenos Aires. Los comicios transcurren, como no se le escapa nadie, en un fuerte cuadro de crisis política, ahora agudizado por la salud presidencial.

La derrota del kirchnerismo en las PASO de agosto –con un derrumbe de 4 millones de votos- abrió un nuevo escenario en el cual el gobierno nacional ha decidido tomar la agenda que reclamaba la clase empresaria: devaluación, ajuste y mano dura. Así lo confirman la depreciación sistemática del peso oficial, el presupuesto 2014 diseñado para el pago de la deuda externa -mientras recorta en salud y educación- y el nombramiento de Granados, Milani y la militarización del conurbano bonaerense con la Gendarmería.

La oposición tradicional no discrepa de esta orientación para resolver la crisis del país, es decir, a partir de un fuerte ajuste sobre la población trabajadora. Por eso han votado juntos en el Congreso la reapertura del Canje para favorecer a los fondos buitres, como antes votaron la reforma reaccionaria de las ART o la Ley Antiterrorista. Los Macri, los Massa y los De Narvaéz, defienden a rajatabla la devaluación y el pago de la deuda externa. La centroizquierda, encarnada por el UNEN, se encuentra copada por agentes del capital financiero como Prat Gay y Lousteau.

El ascenso de la izquierda

El dato novedoso en este cuadro ha sido el ascenso que la izquierda ha venido registrando a lo largo del año. En las PASO, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores obtuvo casi un millón de votos a nivel nacional y más de 80 mil en la Ciudad de Buenos Aires. Esta votación ha sido ratificada en elecciones gremiales como FOETRA, SADEM y CTERA o en las recientes elecciones de la UBA, donde la izquierda que encabeza el FIT obtuvo 8 de los 13 centros de estudiantes.

En Salta, donde recientemente se realizaron las PASO provinciales, la izquierda nucleada en las listas del Partido Obrero realizó una elección histórica, siendo la lista más votada en la capital y realizando una gran elección en otros municipios. El PJ solo pudo superar al PO con la suma de 11 listas colectores y, aún así, en la lista de concejales solo logró una ventaja de cinco mil votos. Lo sucedido en Salta también se encamina a replicarse en provincias como Mendoza o Jujuy.

Es la expresión de un ascenso más general de la izquierda que desmiente el "relato" de que la crisis del kirchnerismo sólo puede desembocar en un reforzamiento de la derecha. Por el contrario, se parte de la comprensión que, frente a los desafíos que vienen, resulta más necesario que nunca contar con una representación de izquierda en el Congreso y en los parlamentos provinciales.

El gremio y las elecciones

Los propios trabajadores del subte vivimos épocas decisivas: Cristina le pasó el subte a Macri para que él aplique el ajuste y el tarifazo. Macri lo aceptó a condición de tener piedra libre para  reducir personal, apretar los ritmos de trabajo y modificar horarios y turnos, amenazando incluso la jornada de 6 horas. Para ello, la emprendió contra la organización sindical que históricamente luchó y conquistó las mayores reivindicaciones. Para quebrar a la AGTSyP apela a métodos agresivos, incita a los pasajeros a la violencia física contra los trabajadores por falencias que son de su exclusiva responsabilidad, Realiza una campaña pública contra los “metrodelegados”, con encuestas, volantes y comunicados. Si no hubo una respuesta a semejante guerra antisindical, es porque la conducción del sindicato, está políticamente subordinada al kirchnerismo y al pacto que este mantiene con Macri, en todo tipo de negociados en la Ciudad. Ahora marchan juntos a la aprobación de un nuevo paquete de leyes privatistas en la Legislatura.  Los trabajadores que luchamos contra esta ofensiva, como se hizo en la línea B y reclamamos un verdadero plan de lucha contra las agresiones macristas y por la defensa de nuestras conquistas, tenemos un punto de apoyo indiscutible en las listas del Frente de Izquierda que están conformadas por luchadores del movimiento obrero, de la juventud  y de las barriadas. Muchos compañeros brindaron su apoyo al FIT durante las PASO de agosto. Ahora, tenemos una oportunidad histórica de que la izquierda pueda entrar al Congreso y a las legislaturas, para formar un bloque que defienda a los trabajadores frente al ajuste que se nos intenta imponer.

¡Que la crisis la paguen los capitalistas!
Más que nunca, ¡vamos con el Frente de Izquierda al Congreso y a la Legislatura!




lunes, 30 de septiembre de 2013

BASTA DE MUERTES EN EL SUBTE

Los delegados de la línea B abajo firmantes respaldamos la medida de fuerza  resuelta por la asamblea de taller Rancagua, en repudio a las condiciones que provocaron la muerte del compañero Sergio Reyes. Se trata del cuarto muerto en poco mas de dos años por causas evitables.

Se vuelve a poner en evidencia que las condiciones de seguridad e higiene en el subte estan seriamente vulneradas por la negligencia patronal y la falta de las inversiones necesarias para resolver las condiciones que ponen en peligro la integridad física de trabajadores y pasajeros.

Llamamos a todos los compañeros del subte a solidarizarse y compartir esta medida y reclamamos la urgente convocatoria a una reunión Patronal - AGTSyP para encarar la inmediata solución a los factores de riesgo de accidentes y de vida.

Charly Perez , 1555709645
Carlos Taborda, 1530029306
David Carballo, 1544458661
Carlos Suarez, 1567586641
Alejandro Spizzamiglio, 1561612688

martes, 10 de septiembre de 2013

Triunfazo del PO y del Frente de Izquierda en la UBA


Las elecciones estudiantiles que acaban de finalizar han arrojado como resultado categórico el triunfo del Partido Obrero y del Frente de Izquierda. De los 13 centros de estudiantes que tiene la UBA, 8 de ellos han sido ganados por nuestras listas y en 7 de esos habrá presidentes de la UJS-PO.

Es claro que asistimos a un ascenso de la izquierda socialista y anticapitalista en la juventud. Es ese fenómeno el que explica un hecho tan poco habitual como es la conquista de 4 nuevos centros de estudiantes (Sociales, Filosofía y Letras, Exactas, Psicología) en una sola semana. A lo que hay que agregar la afirmación en la dirección en otros 3 (Veterinaria, Farmacia, Arquitectura).

El contenido de la batalla entablada surge de evaluar las fuerzas en pugna. En los nuevos centros que hemos ganado la disputa fue con la llamada "izquierda independiente", que nos critica nuestra oposición sistemática y estratégica al kirchnerismo, que no nos permite reconocer las "cosas buenas" hechas por el gobierno. Con esta posición Marea Popular y los grupos afines se transforma en un ariete del kirchnerismo contra la izquierda. Pero el retroceso en toda la línea del oficialismo ha llevado al retroceso de quien se ocupa de cubrirle sus flancos por izquierda. De tanto caminar distinto han terminado pegándose un duro porrazo.

El triunfo de la izquierda expresa que la transición política que se ha abierto con el agotamiento del kirchnerismo presenta para los socialistas posibilidades políticas enormes para desarrollar una fuerte alternativa política. En el movimiento de la juventud esta posibilidad ha sido abonada con un trabajo sistemático de delimitación política con el nacionalismo burgués, que ha permitido derrotar todos los intentos de cooptación política del movimiento estudiantil.

La Cámpora enfrenta esta transición en plena disgregación política y organizativa. Creada desde el aparato del Estado y financiada profusamente desde allí, el retroceso del gobierno la lleva cada vez más al borde de la disolución, pues no es capaz de sostenerse como una fuerza política independiente.

Por último toda tendencia política que opera en la realidad puede disiparse si no es acompañada de una fuerte actividad militante. En ese sentido hay que destacar el enorme esfuerzo realizado por centenares de militantes de la UJS-PO de todo el país, que durante una semana entera pelearon en todas las facultades para lograr, finalmente, este excelente resultado. ¡A todos ellos mis felicitaciones!

Gabriel Solano
Candidato a Legislador porteño 

lunes, 26 de agosto de 2013

Paro por tiempo indeterminado en defensa de trabajadores y usuarios

Comunicado de taller San José (Línea C) Subte



El taller San José de mantenimiento de la línea C, está en paro por tiempo indeterminado por dos motivos:

1. La demora injustificada en los trabajos de reparación de la fosa y en normativas de trabajo en alta tensión, afecta el mantenimiento de los trenes que salen a la línea con bajas condiciones de seguridad. Trabajos acordados cuando poco tiempo atrás, en este taller, por estas falencias, un operario sufrió electrocución con daños gravísimos y peligro de muerte. 

2.  La empresa Metrovías pretende imponer de forma arbitraria e intempestiva una modificación de los turnos de trabajo históricos del taller; afectando no sólo normas de trabajo, sino también la vida laboral y familiar de los trabajadores. Como lo reveló el conflicto de la línea B, empresa y gobierno de la Ciudad, continúan improvisando y no asegurando la eficiencia y seguridad del servicio y culpando de ello a los trabajadores y su organización gremial, con la finalidad de quebrarlos.


Llamamos a la solidaridad de todos los trabajadores del subte y a los usuarios, para impedir la imposición despótica del avasallamiento de trabajadores y pasajeros


Christian Paletti , delegado de taller San José -  1562079415

LOS TRABAJADORES TENIAN RAZÓN

Comunicado de la Agrupación Trabajadores de Metrovías


El paro de 24 hs de la línea B sacó a la luz que la responsabilidad de las fallas del tráfico en la línea es exclusiva de la empresa y el gobierno porteño responsable del subterráneos. Obligó a exculpar a los trabajadores que fueron víctimas durante un mes de una campaña antigremial por parte del gobierno macrista. Quedó en evidencia el grado de inescrupulosidad del mismo, que ocultó durante un mes, las condiciones deplorables del servicio que ahora reconoce. Así y todo, la solución sigue siendo precaria, porque las fallas estructurales del subte siguen presentes, falta de trenes, de personal y de mantenimiento, reproducirán en cualquier momento el colapso del servicio. La solución está en la inversión, en personal, en material rodante, en mantenimiento. El gobierno de la Ciudad en cambio, pretende ajustar los gastos y las condiciones de explotación de la mano de obra, para lo cual ataca a la organización gremial de los trabajadores que se opone a esa política. 

Proponemos que el cuerpo de delgados de la AGTSyP, fije una programa de reclamos de salida a esta crisis: personal, material y mantenimiento suficientes para un servicio seguro y eficiente; respeto de las condiciones de trabajo incluyendo los descansos técnicos en tráfico, cese de la persecución a los trabajadores, denuncia de las falencias de seguridad para trabajadores y pasajeros.


Por ATM
Carlos Taborda 1531851740 – David Carballo 1544458661 
Charly Perez 1555709645 -  (delegados AGTSyP, línea B)

viernes, 23 de agosto de 2013

Contra la provocación del gobierno de Metrovías y Macri: defendamos a sus trabajadores y delegados

Reclamamos un debate público sobre la situación del Subte


El gobierno de Macri ha lanzado un ataque contra los trabajadores del Subte, para tapar su propia responsabilidad y la de la empresa Metrovías en la crisis en la que se encuentra este servicio.

En la Línea B, el gobierno de la Ciudad inauguró dos nuevas estaciones,  sin reunir las condiciones de seguridad necesarias  ni disponer de nuevo personal y material rodante para satisfacer un recorrido más extenso y el incremento de la cantidad de pasajeros calculados por el propio gobierno de la Ciudad de más de 50.000 nuevos usuarios por día.  En los días posteriores a la inauguración, ocurrieron descarrilamientos en la Línea B, así como incendios en la Línea D y en la C que obligaron a suspender el servicio en estas líneas y realizar evacuaciones de emergencia. Asimismo hubo fallas en el sistema de señales que impidieron prestar un normal servicio, como la misma empresa reconoció.

En estas condiciones es claro que el paro de 24 hs. que están realizando los trabajadores de la Línea B fue provocado por la empresa Metrovías y el gobierno de la Ciudad.  Macri se vale del ataque a los compañeros metrodelegados para articular una campaña de derecha mediante una polarización política contra los trabajadores, esto en acuerdo con la burocracia de la UTA.

La irresponsabilidad de Metrovías y del gobierno de Macri es manifiesta.  No sólo pone en riesgo la seguridad de pasajeros y trabajadores, sino que busca enfrentarlos con los usuarios, que viajan cada vez en peores condiciones. No es casual que Macri ataque a los trabajadores ya que son ellos los que han venido haciendo desde hace años las denuncias más fundadas sobre la situación del subterráneo y son los que sostienen el servicio pese a la desinversión de los últimos 20 años. 

El servicio del subterráneo es un centro neurálgico de la Ciudad de Buenos Aires y no puede seguir siendo un negocio privado al servicio de las ganancias empresariales, mucho menos desconociendo las serias denuncias que realizan los propios trabajadores, los que más conocen sus falencias desde adentro. Estas denuncias deben ser expuestas en toda su amplitud y deben ser de conocimiento de toda la población. Por ello proponemos que la Legislatura convoque una interpelación al Ejecutivo de la Ciudad con presencia de los jefes de bloques y los partidos que se presentan a las elecciones, donde sean convocados centralmente los trabajadores, sus delegados y su sindicato legítimo, la AGTSyP, para que expongan ante los Legisladores y el conjunto de la opinión pública sus denuncias.

El Frente de Izquierda se compromete a hacer una campaña en defensa de los trabajadores del Subte y sus legítimos delegados. Llamamos a toda la población de la Ciudad a rechazar la campaña reaccionaria del gobierno de Macri,  y a la unidad  de trabajadores y usuarios contra sus provocaciones.   



Partido Obrero   -    Partido de los Trabajadores Socialistas    -   Izquierda Socialista

EL PARO DE LA LINEA B FUE PROVOCADO POR LA EMPRESA METROVIAS Y EL GOBIERNO DE LA CIUDAD

Comunicado de la Agrupación Trabajadores de Metrovías


Los trabajadores de la línea B se han visto obligados a parar ante las agresiones físicas de los pasajeros, indignados por las fallas del servicio.

Seis trabajadores tuvieron que derivarse a servicio médico por distintas lesiones. La responsabilidad es absoluta y únicamente del gobierno de la Ciudad y la empresa Metrovías, que, conscientes de las falencias técnicas, vienen incitando a los pasajeros contra los trabajadores.

Tal como fue advertido por la parte obrera en oportunidad de la inauguración del nuevo tramo de la línea, no están reunidas las condiciones mínimas para un buen funcionamiento. Se hizo público que defectos en el sistema de señales y otras fallas técnicas, insuficiente número de trenes y falta de personal necesario, provocarían los que está sucediendo: demoras permanentes y detenciones en la línea. En lugar de hacerse cargo, patronal y funcionarios culparon a los trabajadores, creando un clima de guerra civil, que culminó anoche en destrozos de instalaciones e intento de linchamiento de los trabajadores a cargo del tráfico. 

La asamblea del personal resolvió interrumpir el servicio en defensa de la integridad física de los compañeros y reclamar que la patronal se haga cargo de solucionar las falencias y comunicar al público la realidad de la situación, como condiciones para poder trabajar normalmente.

Para comunicarse:
Carlos Taborda 1531851740
David Carballo 1544458661

CARTA ABIERTA A LOS PASAJEROS Y TRABAJADORES DEL SUBTE



Macri, contra los metrodelegados

Se necesita una fuerte respuesta de la AGTSyP


La semana pasada, la Línea B se convirtió en un pandemónium, cuando pasajeros la emprendieron contra los trabajadores de tráfico culpándolos de las deficiencias del servicio. Una campaña del gobierno PRO saturaba los medios, para enardecer a la población contra los “metrodelegados”. Es conocido que éstos se negaron a operar los trenes en el nuevo tramo, mientras no se cumplieran condiciones mínimas de seguridad para operarios y pasajeros. Los túneles tenían filtraciones con peligro de electrocución; no había sistema de comunicación tierra-tren; las cocheras estaban anegadas; la subestación de energía carecía de sistema anti-incendios y el tiempo de recorrido que se exigía, atentaba contra los límites de fatiga psico-física de conductores y guardas. En este cuadro, se llegó a un acuerdo precario, para reparar averías estructurales, instalar un sistema provisorio de comunicación y cumplir un recorrido practicable para los trabajadores, alternando vueltas largas y cortas, sin afectar los tiempos mínimos de descanso. Durante todo este farragoso trámite, los trabajadores de la Línea B reclamaron a la conducción de la AGTSyP una campaña pública explicando que no era de la parte obrera la responsabilidad de los inconvenientes.

El desquicio sale a la luz

A poco de poner en marcha la totalidad del recorrido, saltaron los problemas. Una formación descarriló en cocheras, conducida por un instructor de la empresa. Según los delegados, cuando se realizó la inspección conjunta la cabina no tenía llave. A partir de allí, las deficiencias en el servicio fueron innumerables. El sistema computarizado de señales está mal configurado en el tramo nuevo, lo que conduce a la detención de trenes o a la alteración permanente de la frecuencia. Esto, mientras a los pasajeros se les martilla la cabeza cada tres minutos diciendo por los altoparlantes que los inconvenientes se deben a “un conflicto gremial”, y se reparten volantes apócrifos denunciando las” fortunas” que ganan “metrodelegados” vagos y matones. Pero además, quedó comprobado que el personal para cubrir la frecuencia acordada es insuficiente. Los trenes tampoco alcanzan para la nueva demanda: funcionan 14 formaciones donde deberían hacerlo 20 y no menos de 18. Además, los trenes “nuevos” son tres, con 40 años de antigüedad y tienen numerosas fallas técnicas. Finalmente: en lugar del correspondiente sistema de radio interconectado, se han repartido celulares a los conductores, quienes denuncian que reciben llamados de promociones comerciales de las empresas de celulares en medio del recorrido. ¿Puede ser éste el sistema de comunicación en un transporte crítico como el subte?

Bajo estas condiciones, el sistema va al colapso. La experiencia de la B es trasladable a todas las líneas extendidas -A, H, E. Ya se comunicó que la A no se inaugurará en la fecha anunciada.

Plan antiobrero

Estamos ante una campaña orquestada para barrer a los delegados combativos del subte, e imponer, sobre esta base, la liquidación de las conquistas de sus trabajadores. A última hora y con el conflicto encima, la directiva K de la AGTSyP realizó una conferencia de prensa, de escasa trascendencia, denunciando la situación. Pero no se trata sólo de salvar la ropa. Estamos ante un ataque en regla del macrismo, en el camino de un ajuste a fondo. El mantenimiento se terceriza y se aprieta a los trabajadores de los talleres; las máquinas tarjeteras amenazan la estabilidad de trabajadores de boleterías. Se necesita una acción decidida y general del gremio. Asamblea general de tráfico para un reclamo y acción conjunta: que se tome el personal necesario y se alisten técnicamente las líneas antes de inaugurar los tramos nuevos. Necesitamos una gran campaña pública del sindicato, dirigida a concitar el apoyo y el interés de todas las organizaciones obreras y populares de la Ciudad.

Sergio Villamil
(sobre la base de informes de delegados de tráfico Línea B)
Extraido de Prensa Obrera Nº1282

martes, 20 de agosto de 2013

Un millón de votos


El Frente de Izquierda obtuvo, el domingo pasado, más de 900.000 votos. Hemos crecido un 100 por ciento en comparación con las Paso de 2011 y un 50 por ciento en relación con las generales de octubre del mismo año. Al lado de estos números se destaca la homogeneidad nacional de estos resultados, que contrasta con la dispersión de hace dos años, cuando sólo superamos el piso en un tercio del territorio. Esta vez lo logramos en su totalidad. Hubo una tracción del voto al Frente de Izquierda a partir del envión de 2011 y de una campaña de alcance nacional. Expusimos no solamente las reivindicaciones apremiantes de las masas, sino que desenvolvimos una cuidadosa explicación de nuestra estrategia política. Pusimos al Frente de Izquierda en el lugar de la contienda por el poder, sobre una base clasista y de lucha de clases.

Con Salta a la cabeza (en capital 18% y en el interior provincial el 11%); en Jujuy o en la zona petrolera de Santa Cruz (con casi el 10%). Hubo saltos notables -al 5% en Formosa, al 7,5% en Mendoza, al 6% en Río Negro y al 8% en Neuquén capital (donde, hace cuatro semanas, habíamos obtenido arriba del 5% en las elecciones locales). Hemos ganado en Córdoba la posibilidad de consagrar una diputada nacional. En Buenos Aires, donde las encuestas minimizaron nuestros votos, tenemos los suficientes para un diputado nacional y pelear por otro, ingresar en la Legislatura provincial y en varios concejos deliberantes. A todo ello, incorporamos la votación en la Ciudad de Buenos Aires, donde nuestro frente tuvo que enfrentar a numerosas expresiones de izquierda (democratizantes y seguidistas), a las que derrotamos sin atenuantes.


Significado

El gran resultado obtenido en todo el país es la conjunción de dos cuestiones, pero, sobre todo, es una manifestación de la bancarrota capitalista, del agotamiento del tardío nacionalismo burgués y, más que nada, de la comprensión de esta situación histórica por nuestro lado y del inmenso trabajo de delimitación con el kirchnerismo, el que pretendió inaugurar una nueva época (la Argentina kirchnerista), en el plano de las ideas y de la lucha de clases. El Frente no progresa debido a que aglomera fuerzas, sino a la claridad política que preside su desarrollo y al método con que encaramos sus contradicciones. Es un frente único en condiciones concretas y, al mismo tiempo, un mojón en la política de la revolución socialista. Por encima del ‘frentismo’, entendido de un modo vulgar u oportunista, destacamos los objetivos estratégicos que guían nuestro trabajo en el Frente de Izquierda. Nuestro frente se desarrolla en medio de un nuevo colapso político y la amenaza de otro defol -o sea, de una transición política que vuelve a poner en la agenda el destino de la sociedad capitalista, pero esta vez con una fuerza revolucionaria en ascenso. La construcción del Frente de Izquierda no responde, por nuestra parte, a una cuestión de ‘practicismo’, sino a un cuidadoso trabajo de preparación de la clase obrera, para que asuma sus tareas históricas. Nos encontramos en la vorágine que está sacudiendo a la mayor parte de los pueblos y nos planteamos la cuestión de la dirección de esa vorágine. De cara a las grandes crisis que se avecinan, la fisonomía que le hemos dado a la izquierda alcanza una importancia estratégica.

La conciencia de la clase obrera

El resultado electoral también permite sacar otra conclusión: la importancia de un trabajo sistemático de agitación y propaganda política socialistas. Mientras que, en el pasado, las elecciones eran un factor de integración de la izquierda al régimen, ahora las estamos utilizando como un factor de desarrollo de la conciencia de clase del proletariado y del pueblo explotado. Desde la tribuna del acto del 1º de Mayo pasado, señalamos que “vamos por la conciencia de nuestra clase obrera”.

Explicitamos una salida a la crisis y un rumbo a las aspiraciones populares. Así, armamos una campaña muy creativa en lo audiovisual: cuando los partidos burgueses eran reemplazados por empresas de publicidad, los partidos que integramos el Frente de Izquierda, con escasos recursos, volvimos a hacer propagandas más efectivas que las de nuestros antagonistas políticos y sociales.

Lo que se viene

Muchos kirchneristas tienen la ilusión de que la derrota que sufrieron es episódica, como re-interpetraron más tarde, equivocadamente también, la de 2009. La declinación K arranca con la crisis de 2008 (episódica fue la recuperación).

La segunda fase de la campaña electoral planteará el tema de la crisis de manera aguda y con ella la gran cuestión: si la pagan los trabajadores o los capitalistas. El Frente de Izquierda dedicará su campaña y consignas a explicar el alcance de la crisis y la necesidad de la movilización y la acción directa, para que sea pagada por los capitalistas, por medio de un cambio de poder. Nuestra lucha por consagrar diputados de izquierda en el Congreso Nacional y en las legislaturas provinciales estará unida a esta cuestión central.


Gabriel Solano
Extraido de Prensa Obrera N°1281

jueves, 15 de agosto de 2013

No a un Sarmiento o Castelar en el subte

Comunicado de la Agrupación de Trabajadores de Metrovías


El descarrilamiento de una formación en el tramo nuevo de la línea B, vino a dar la razón a los trabajadores. Demuestra que son ellos los que velan por la seguridad del subte. Y que la campaña macrista contra los “metrodelegados” es perversa e interesada. La patronal y el macrismo improvisan e “inauguran” sobre la base del ajuste y la escasez de recursos, sin resolver los problemas operativos y de seguridad. La situación de la B se va a reproducir en otras líneas por las características estructurales existentes y la ausencia de todo plan para una solución efectiva. Ahí se ve a talleres San José, de línea C, donde se acaba de electrocutar un compañero y la patronal da largas a las obras para reacondicionar la fosa y presentar el protocolo de trabajo en zona de alta tensión. Mientras tanto el mantenimiento no se realiza y los trenes circulan por la línea C con piezas desgastadas (frenos) que pueden provocar un desastre en cualquier momento.

Exigimos la intervención inmediata de las autoridades oficiales de control y de la justicia ante peligro de serio accidente y la resolución urgente de las obras en la C y en la B. Como asi también reclamar el inmediato nombramiento del personal necesario para evitar la improvisación y la fatiga en las nuevas tareas correspondientes a la operación y mantenimiento de la extensión de las líneas, evitando las condiciones de siniestralidad.

Por ATM

Christian Paletti 1540739039 
Charly Perez 1564826684
 Carlos Taborda 15531851740
delegados de AGTSyP

jueves, 8 de agosto de 2013

Crónica de la provocación macrista

Defendamos a los trabajadores del subte

Primer acto: Macri inaugura en plena campaña electoral las “nuevas” estaciones del subte B -pendientes desde hace dos años- haciendo caso omiso de las denuncias y advertencias que, desde hace meses, vienen haciendo los delegados de esa línea acerca de gravísimas fallas estructurales y del sistema de comunicaciones, las que pondrán en riesgo la integridad de trabajadores y pasajeros. La inauguración consistió en un acto de campaña electoral a toda orquesta, con suelta de globos y asistencia de los candidatos del PRO a las primarias de la Capital.

Provocación en el subte. El gobierno de la Ciudad ataca a los metrodelegados que denuncian las gravísimas fallas estructurales que ponen en riesgo a trabajadores y usuarios.

Provocación en el subte. El gobierno de la Ciudad ataca a los metrodelegados que denuncian las gravísimas fallas estructurales que ponen en riesgo a trabajadores y usuarios.

Segundo acto: ante la lógica negativa de los trabajadores a conducir los trenes por el nuevo tramo, el macrismo obliga a supervisores e instructores a completar el recorrido hasta estación Juan Manuel de Rosas y acusa a los trabajadores de vagos y a los delegados de oportunistas electorales, por haber entre ellos candidatos del Frente de Izquierda. En las negociaciones que se abren en la subsecretaría de Trabajo, la parte patronal y, en particular, el gobierno macrista, se muestran intransigentes y dilatan las reuniones. Mientras, brigadas de promotoras pagas por el PRO reparten masivamente en el subte un volante atacando a los delegados por “vagos y matones”, con la firma apócrifa de “indignados de Villa Urquiza”, para promover el enfrentamiento de pasajeros contra trabajadores.

Tercer acto: una pasajera se cayó a la vía en la “nueva” estación Echeverría al resbalar sobre una baldosa floja. Un supervisor en la estación Alem corrió riesgo de electrocución al restablecerse de improviso la corriente, mientras revisaba en la vía una formación. Un trabajador de taller San José sufrió una descarga de alto voltaje con lesiones graves que obligan a internarlo y operarlo. Los usuarios escriben a los medios indignados, porque la falta de capacidad de traslado para absorber el incremento de pasajeros (50.000) hace que ya en estación Angel Gallardo no pueda subir nadie. En este cuadro, los supervisores suspenden su “colaboración” y se corta el servicio en el tramo inaugurado. Distintos medios han recorrido los túneles y comprobaron las irregularidades: instalaciones eléctricas bajo agua y tramos anegados, incluso en contacto con el temido tercer riel, por donde se abastece la energía a las formaciones. Se acumula una cantidad abrumadora de material fotográfico y de videos que muestran un panorama de terror. Subterráneos de Buenos Aires no responde a los medios, pero su presidente, Piccardo, insiste en que todo está en óptimas condiciones y que la cuestión se reduce a que los trabajadores quieren más descanso. Pero luego, en una recorrida personal (se ve que no la había realizado antes), decide que las “nuevas” cocheras y talleres no reúnen las condiciones para ser inauguradas. Un bochorno.

Epílogo: el macrismo montó con premeditación y alevosía esta provocación con fines que van mucho más allá de la campaña electoral actual, los que consisten en aislar políticamente a la organización de los trabajadores del subte y enfrentarla a la población, para facilitar un programa global de racionalización y ajuste. Ese plan comprende desde la habilitación de las extensiones de la red sin tomar nuevo personal, pasando por la instalación de máquinas tarjeteras en estaciones, tercerización del mantenimiento, compactación de turnos y flexibilización laboral para todo el mundo. La clave la dio Piccardo cuando declaró a Radio 10 que “el subte no es un trabajo insalubre, en ninguna parte del mundo está declarado insalubre (…) los metrodelegados han logrado bajar de ocho a seis horas de trabajo en el gobierno de (Aníbal) Ibarra” (minutouno, 31/7). Vienen por todo.

Así las cosas, semejante ofensiva patronal requiere de una respuesta acorde por parte de la organización gremial: una campaña pública de denuncia del plan de ajuste del macrismo, cuyas consecuencias en términos de operación y seguridad del servicio serán nefastas -baste mencionar que el mantenimiento es derivado a empresas comprometidas con las últimas catástrofes ferroviarias. Además, se necesita un estado de movilización general de los trabajadores del subte, extensivo a los gremios hermanos del transporte. En lugar de ello, la conducción kirchnerista de la AGTSyP conduce en punto muerto. Ha hecho un par de denuncias, pero deja que cada sector se arregle por las suyas. Así es en la Línea B, en la H (que paró por su cuenta) y en el taller San José, que resiste a solas una arbitraria modificación de turnos. Es una directiva aprisionada en el pacto macri-kirchnerista, que se expresó en la elaboración conjunta de la ley de traspaso del subte, donde se fundaron las bases del ajuste en marcha. O en la votación mancomunada de los principales proyectos macristas en la Legislatura.

Al cierre de esta nota, está en curso otra reunión de las partes sobre la extensión de la Línea B. Los trabajadores llevan una propuesta. Es probable que el macrismo le dé más largas al asunto, para sacarle todo el jugo a su operación política antiobrera. Defendamos a los trabajadores y delegados del subte contra las provocaciones macrista y la complicidad de los K.

Sergio Villamil
extraida Prensa Obrera N°1280